Finlandia apuesta por el trabajo multidisciplinar con el ‘Phenomenon-based learning’

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Helsinki (Finlandia)

Considerado uno de los mejores sistemas educativos del mundo, Finlandia está desde el año pasado en plena renovación de su currículo básico y, por extensión, de su modelo educativo. La característica principal de la reforma es la obligación de desarrollar anualmente un periodo de phenomenon-based learning, un sistema de trabajo multidisciplinar por proyectos en el que los alumnos afrontan un tema de interés desde diversos ángulos y de forma colaborativa, participando en la planificación, el desarrollo y la evaluación del mismo. La nueva fórmula se pondrá en marcha el próximo curso 2016-2017 en todos los centros educativos del país.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Helsinki (Finlandia)

El currículo finlandés y su reforma
El sistema educativo finlandés se caracteriza, entre otras claves, por la autonomía que se da a los centros en el diseño del currículo, la personalización de la educación, el uso de valoraciones descriptivas y cualitativas en vez de exámenes y notas numéricas, o la importancia de fomentar la curiosidad y la participación de los estudiantes. Sin embargo, y tras ligeros descensos en los resultados de PISA 2012, el país se está replanteando completamente el sistema; originado en la década de 1970, consideran que debe adaptarse a la nueva realidad de las aulas. El objetivo final de la reforma es proporcionar a los estudiantes una educación más integrada, centrada en habilidades del siglo XXI, y un aprendizaje práctico, real y útil para el mundo actual.
En concreto, el Ministerio de Educación finlandés ha puesto en marcha una renovación curricular que afecta tanto al desarrollo de las clases como al enfoque mismo de la educación en el país. El currículo actual se aprobó en 2004 y se puso en marcha en 2006, por lo que el Ministerio ha considerado que ya era necesario actualizarlo. Para ello, el Consejo Nacional de Educación ha diseñado un nuevo currículo común para la educación básica que comenzará a aplicarse en los centros escolares en agosto de 2016. Este nuevo plan de estudios se centra en la satisfacción de aprender, el trabajo colaborativo, el papel activo de los estudiantes y el desarrollo de su autonomía en el estudio y en la vida escolar. Al contrario de lo que se ha llegado a afirmar, no se elimina la organización por asignaturas, sino que se apuesta por el trabajo de las competencias y las habilidades de forma transversal, entre las diversas materias.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Helsinki (Finlandia)

La clave, el sistema de aprendizaje ‘Phenomenon-based learning’
El nuevo currículo establece el fomento de los trabajos multidisciplinares y lo que se denomina phenomenon-based learning, un sistema de trabajo por proyectos en el que varios profesores pueden trabajar con grupos de alumnos de forma simultánea y que se centra en fenómenos o temas de interés para los alumnos, quienes participan en el proceso de planificación, desarrollo y evaluación. Se trata de una práctica habitual en muchos centros escolares finlandeses, pero que hasta ahora dependía de la decisión de cada escuela y docente. Sin embargo, el nuevo currículo establece que al menos debe haber un periodo al año en el que cada centro escolar ponga en práctica el phenomenon-based learning. Para ello, se elegirá un tema, los estudiantes trabajarán en él durante varias semanas y lo afrontarán desde diferentes ángulos, aplicando y poniendo en práctica contenidos en diversas asignaturas. Serán ellos mismos quienes decidan qué deben aprender al respecto y cómo pueden completar sus conocimientos de la mejor forma posible, a través de la investigación, la documentación, la experimentación y el trabajo individual y colectivo. El docente, por su parte, ejercerá de guía y orientador.
El uso de nuevos dispositivos y los recursos que proporcionan las TIC son parte esencial de esta metodología, que también permite ejercitar otras habilidades esenciales del siglo XXI, como la comunicación, la colaboración, la creatividad o el pensamiento crítico. Además, el nuevo currículo y el nuevo modelo educativo dan mucha importancia a la mejora del proceso de evaluación. Se quiere desarrollar una doble vertiente: la evaluación del aprendizaje y la evaluación como aprendizaje. Así, la evaluación debe servir para animar al alumno y promover su aprendizaje y para ello hay que capacitar al estudiante para que comprenda y analice sus propios procesos de aprendizaje y asuma más responsabilidad sobre ellos.
»» Fuente: Aula Planeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s