Los deberes y la educación en Andalucía

deberesUna encuesta realizada por la Junta de Andalucía a más de 90.000 padres revela que la gran mayoría de las familias, concretamente el 90%, consideran positivo que los profesores encarguen a sus hijos tareas escolares para realizar en casa, los famosos deberes. La importancia del dato reside en que, desde hace años, se viene desarrollando un debate en la comunidad pedagógica sobre la oportunidad o no de prolongar el trabajo de los alumnos más allá de las aulas. En contra de esta práctica, se ha argumentado que es antipedagógica porque alarga excesivamente la jornada laboral de un niño -quitándole tiempo para el juego o la lectura-, crea tensiones familiares y obliga a los padres a ejercer de profesores e, incluso, aumenta las desigualdades entre los estudiantes, que siempre realizarán mejor o peor sus tareas dependiendo de la cualificación de su progenitor.
Sin embargo, tanto los padres como muchos pedagogos estiman que las tareas escolares son fundamentales en la formación de los niños porque les enseñan lecciones importantes como el valor del esfuerzo y la responsabilidad, permite un seguimiento individualizado a cada uno de los alumnos y refuerza los lazos entre los padres y los hijos al dar posibilidad de compartir conocimientos y vivencias.
Durante las últimas décadas ha existido una cierta tendencia, tanto en la escuela como en la familia, a ser excesivamente permisivos en la educación de los niños, los cuales, a veces, se han convertido en el centro de todas las atenciones y ninguna de las exigencias. Los deberes, en ese sentido, sirven para inculcar la necesidad del esfuerzo en la superación de metas concretas, una enseñanza fundamental en los actuales momentos. En el mundo altamente competitivo en el que nos ha tocado vivir nadie regala nada, y la preparación y la capacidad de trabajo son fundamentales para el éxito personal y colectivo. Obviar esta realidad con discursos buenistas y utópicos sólo llevará a la frustración de los menores cuando lleguen a la edad adulta. Ahora bien, estos deberes deben ajustarse a la edad de los niños y dejar tiempo para que realicen otras actividades como los juegos (imprescindibles en el desarrollo de los menores), el deporte o la música. Como en casi todo, en el equilibrio está la virtud
Las familias andaluzas encuestadas, pues, tienen razón al apoyar en su gran mayoría el sistema de tareas escolares. Saben lo mucho que se juegan sus hijos.
» Fuente: Diario de Jerez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s