Francia se replantea el sistema tradicional de calificaciones escolares

notasEl Ministerio de Educación francés lleva unos meses debatiendo la posibilidad de cambiar su sistema de evaluación y calificación para transformar las notas numéricas en otro tipo de valoraciones más cualitativas. La propuesta partió del ministro galo, Benoît Hamon, que estableció un comité, la Conferencia Nacional para la Evaluación de los Alumnos, para buscar una alternativa al modelo actual más satisfactoria para alumnos, profesores y familias.
El objetivo es acabar con la falta de motivación que generan las calificaciones en los alumnos y, en consecuencia, encontrar un sistema que valore de forma más eficaz el conocimiento adquirido por los alumnos. Según indicó el ministro de Educación francés, con la forma de evaluar actual se da más importancia a las lagunas y los fracasos, en vez de centrarse en motivar al alumnado y reflejar de manera más clara y práctica los conocimientos afianzados y los que quedan por adquirir.
Como ejemplo de modelo recomendable, el propio ministro puso el sistema de valoraciones del nivel de inglés en el ámbito europeo. En este método de evaluación se establecen varios grados (de A1 a C2) y cada uno implica unas capacidades concretas respecto a la fluidez para entablar conversación o la riqueza del vocabulario. En cambio, una valoración de 7 sobre 10 en matemáticas (o sobre 20, como se valora en Francia) no resulta tan clara porque no indica qué debe mejorarse y además establece una jerarquía entre alumnos que no los beneficia.
La Conferencia Nacional para la Evaluación de los Alumnos, formada por siete expertos en educación, aconsejó la supresión de las notas hasta el curso correspondiente a los 11 o 12 años, según el informe presentado en diciembre de 2014. Pero el cambio en el ministerio, que ahora encabeza Najat Vallaud-Belkacem, ha frenado la reforma y el tema ha quedado en suspenso. El objetivo sigue siendo, sin embargo, lograr un sistema de evaluación cuantitativo, y el debate en el país sigue abierto.
La forma de calificar en Francia es similar a otros muchos sistemas educativos del mundo y el debate también se ha desarrollado en otros países. En España hay centros como el Colegio Trabenco de Leganés (Madrid) que apuestan por la autoevaluación y valoran las metas educativas y personales concretas que consiguen los estudiantes. El Colegio Rudolf Steiner de Santiago de Chile es otro centro escolar sin calificaciones numéricas.
»» Fuente: Aula Planeta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s