Comienza la distribución de ordenadores portátiles entre el alumnado de quinto y sexto de Primaria

Tras reunirse con las confederaciones de AMPAS mayoritarias de la enseñanza pública y concertada, la Consejera de Educación d ela Junta de Andalucía, María del Mar Moreno, incidió en que del bueno uso de estos nuevos recursos informáticos “no se va a derivar perjuicio alguno, porque de ello no hay la más mínima evidencia  científica o pediátrica”. En este punto, la jienense se congratuló de que, además de Andalucía, otras catorce comunidades “de diferente color político” hayan “apostado por desarrollar este plan”, que cofinancia el Ministerio de Educación y, gracias al cual, se entregarán más de 173.000 ordenadores a estudiantes de Primaria. La iniciativa, según la socialista, permitirá que nuestra región “suba un nuevo peldaño  tecnológico que consideramos imprescindible para la formación del  alumnado del siglo XXI”, posibilitando que “los niños andaluces puedan tener acceso en clave de igualdad a las nuevas tecnologías con independencia del nivel adquisitivo de sus familias”.
Precisamente las familias jugarán un papel esencial para garantizar el éxito de tan ambicioso programa. Y es que, tal y como explicó la jienense, “no se trata de trabajar sólo con el ordenador en el aula, sino también en casa, porque los portátiles se incorporan a la mochila de los alumnos y, por lo tanto, es un nuevo material escolar”. Asimismo, indicó que con esta nueva forma de trabajar, los padres, madres y tutores de los menores tendrán la oportunidad de acompañar a su hijos e hijas en el camino de la enseñanza digital.
Con el objetivo de facilitar este proceso, la consejería ha elaborado una guía en la que se contemplan una serie de recomendaciones para el buen uso de este valioso material, haciéndose hincapié en el compromiso que deben adquirir las familias por participar en actividades divulgativas y formativas en materia de nuevas tecnologías que puedan organizar los centros docentes. El documento incluye consejos prácticos como la necesidad de preservar el portátil de temperaturas extremas, de la humedad o evitar poner objetos pesados sobre él, y recoge las normas de utilización para el alumnado, como la obligación de acudir al colegio con la batería del ordenador cargada o la exigencia de comunicar cualquier avería o contratiempo al responsable de la escuela.
Durante su comparecencia ante los medios de comunicación, Moreno recordó que Andalucía es la única comunidad que implanta la ‘Escuela 2.0’ a doble velocidad, al distribuir equipos informáticos entre los escolares de quinto y sexto de Primaria, lo que supone un  “doble reto organizativo” que, pese a todo, “merece la pena”, puesto que “la cita con las nuevas tecnologías en la enseñanza no puede esperar”. En esos términos se pronunció la consejera, quien considera que “ya no valen excusas: hay que hacer un gran esfuerzo que no termina ni empieza” en las TIC, “y que pasa por la  organización de los centros, potenciar la lectura, la disciplina del alumnado, así como por mejorar la formación y el reconocimiento de la autoridad del profesorado”.
En cuanto a la tarea de los docentes, la representante del Ejecutivo autonómico agradeció “con mayúsculas” el esfuerzo que han venido realizando los profesionales de la educación, conscientes de que “tienen que dar un paso adelante y reciclarse para empezar a trabajar con unas herramientas con las que no todos están familiarizados”. De ahí que la Junta, de forma previa al reparto de los equipos, realizara una ardua selección del material que ahora se distribuye y organizara un plan de formación dirigido al profesorado, colectivo para el que esta iniciativa representa una “oportunidad de mejora”.
En Andalucía, el plan para digitalizar la enseñanza contempla la implantación del uso del ordenador portátil en quinto y sexto de Primaria este curso, y la expansión de la experiencia a primero y segundo de Educación Secundaria Obligatoria el próximo año. Se trata, en todo caso, de una iniciativa sin precedentes que supondrá una revolución metodológica y pedagógica a la que no se le puede dar la espalda. Desde esta perspectiva, María del Mar Moreno no puede entender que algunas comunidades se hayan descolgado del programa, y considera “bastante inconsistentes” los  argumentos esgrimidos por estas regiones para oponerse a la aplicación de la ‘Escuela 2.0’, tales como las hipótesis -no refrendadas científicamente- que apuntan a que la utilización de los ultraportátiles que obtendrán los escolares podrían causarles problemas visuales.
La presidenta de la Confederación de Asociaciones de  Padres y Madres del Alumnado por la Escuela Pública confió en que el programa se ejecute con la misma  normalidad con la que se desarrolló el plan de gratuidad de libros de texto. “Probablemente habrá una fase muy movida en la que habrá mucha incertidumbre”, vaticinó Pilar Triguero, quien lanzó un mensaje de tranquilidad, asegurando que las familias “se van a comprometer en el uso adecuado y el mantenimiento de este tipo de materiales”.
Por su parte, el máximo responsable de la Confederación Católica de  Federaciones de Asociaciones de Padres de Alumnos y Familias, Juan María del Pino, insistió en la necesidad de que los progenitores sean “copartícipes” para que el programa -que definió como un  “melón por calar”- salga “adelante con éxito”. En cualquier caso, puntualizó que, además del uso de ordenadores en las aulas, es “imprescindible  que haya verdadera calidad educativa en nuestra tierra”.
Su homólogo en la Confederación Andaluza de Asociaciones de Padres de Alumnos (Ufapa), Francisco Beltrami, se mostró satisfecho por el hecho de que la Consejería de Educación “haya igualado a los padres y alumnos de la escuela concertada con los de la pública”, y anunció que los progenitores van a “exigir a los centros de enseñanza concertada que se pongan las pilas para que puedan  funcionar bien y consigamos que los resultados académicos sean mejores”.
En la guía elaborada por la Junta aparece el denominado “compromiso digital” que suscribirán la familias, asumiendo de esta forma el deber de custodia, cuidado y mantenimiento en buenas condiciones de uso del ordenador. No se refiere únicamente a cuestiones técnicas; incluye otros aspectos como la colaboración de los padres y las madres en la realización de las tareas propuestas por el profesorado, inculcar a los hijos e hijas la necesidad de tratar con respecto a todos los miembros de la comunidad educativa por Internet o favorecer el diálogo con ellos sobre su vida digital: las páginas que visitan y las redes que frecuentan. Asimismo recoge los compromisos que adquiere el centro, que realizará seguimientos periódicos sobre los contenidos almacenados en los ordenadores y mantendrá entrevistas con las familias.
» Fuente: Andalucía Educa

Anuncios

Un comentario en “Comienza la distribución de ordenadores portátiles entre el alumnado de quinto y sexto de Primaria

  1. Como Presidente de Ufapa, igualmente máximo responsable de la Confederación de AMPAS de los colegios concertados de Andalucía, al igual que el presidente de Confapa, quiero manifestar que si estamos apoyando a la Consejería de Educación en todo lo que redunde en beneficio de la educación en Andalucía. Y, en el asunto de la puesta en marcha de forma masiva y uniforme para todos los alumnos del programa Tic 2.0, lo apoyamos en la espera que los resultados academicos que se obtnegan nos sirvan para salir de la cola, en la que estamos, de la media nacional y europea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s