El exceso de tecnología incide en el fracaso escolar, según un informe de la asociación Adicciones Digitales

El exceso de tecnología incide en el fracaso escolar, puesto que los alumnos pueden llegar a perder el hábito de estudio y mermar sus esfuerzos. Así se desprende de un informe elaborado por la asociación ‘Adicciones Digitales’, que destaca lo perjudicial que puede resultar desbordar a los menores con novedosas máquinas, especialmente en fiestas como la Navidad, con las que se pasan “las vacaciones permanentemente conectados a los diferentes aparatos que los propios padres les han regalado”. Lo realmente preocupante es cuando esta percepción del tiempo libre se traslada a la escuela, pues tales hábitos repercuten negativamente en el rendimiento académico y en las actitudes del alumnado ante el estudio. Y esto, en un país en el que el índice de fracaso escolar supera el 30 por ciento, es algo que no se debe ni plantear.
“Los jóvenes han aprovechado cualquier instante para coger uno de esos aparatitos, da igual que fuera nada más levantarse que a la hora de comer, cuando volvían de las actividades que tenían programadas o cuando se iban a ir a la cama; siempre estaban dispuestos a digitalizarse un poco más y estudiar o coger un libro un poco menos”, explica Juan Romero, portavoz de Adicciones Digitales, una organización que imparte charlas y conferencias en colegios y centros sociales de toda España dirigidas a adolescentes, padres, profesores y profesionales en general, para mostrarles cómo hacer un uso saludable de las tecnologías.
“Muchos padres han tenido que insistir, enfadarse seriamente y amenazar (a sus hijos) con tirar alguno de esos aparatos a la basura para que dejasen de jugar e hiciesen otras cosas, porque lo que no se les ha ocurrido, ni por asomo, ha sido coger un libro o ver una película en el DVD en inglés para practicar un poco”, comenta el experto. El problema llega ahora, “porque han perdido el hábito de estudio, disponen de demasiada tecnología, y cuando han vuelto a las clases, los chavales tienen que empezar a coger otra vez el ritmo de lectura y estudio, y les va a costar trabajo si se han pasado las vacaciones conectados al mundo digital”.
La citada asociación aconseja a los padres y madres establecer una serie de pautas, como permitir que sus hijos utilicen estos aparatos “tan sólo los fines de semana”; conectar el ordenador “con la supervisión paterna o de los hermanos mayores”; impedir que los menores lleven el móvil al colegio; y dejarles entrar en el Messenger o acceder a las redes sociales tipo Tuenti o Facebook “un rato, no todos los días, y con control para que no pierdan el tiempo en horas de estudio”. “Estos consejos, bastante fáciles de seguir, pueden evitar, en parte, que cuando lleguen las notas de la segunda evaluación nos den un disgusto. Se trata de que acaben el curso con unos resultados que no lograrán si se pasan el día enganchados a todos estos aparatos”, concluye Romero.
» Fuente: Andalucía Educa

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s